50 trucos para ayudar a conservar el planeta

Publicado por Lorena en

Ya te has dado cuenta de que quieres colaborar en la conservación del planeta pero siempre que te pones con ello te asalta la pregunta de… ¿por dónde empiezo? Pues pasito a pasito, añadiendo nuevos hábitos en tu vida más ecológicos y sobretodo más conscientes.

Para facilitarte el trabajo, en este post te comparto 50 trucos probados por mí, para que comiences hoy mismo a conservar el medio natural.

No te agobies queriendo aplicarlos todos hoy, vete incluyéndose poco a poco, de uno en uno. Cuando ya los hayas probado todos, o casi todos, escoge 3 o 4 que no te resulten difíciles de incluir en tu vida, así nos aseguraremos de que se queden contigo por mucho tiempo.

Estos hábitos además de ayudar en la conservación del planeta, elevará tu nivel de bienestar e incluso algunos de ellos te ahorrarán unos eurillos.

Vamos con la lista de los 50 trucos para colaborar en la conservación del planeta:

1. Deshazte de los objetos y la ropa que no uses. Si te paras a pensar, solamente usamos una pequeña parte de nuestras pertenencias. Tenemos muchas cosas acumuladas “por si acaso”. Te invito a que cojas un día que tengas tiempo, y hagas inventario de todo lo que tienes. Haz limpieza, y deshazte de todas aquellas cosas que no hayas usado en los últimos dos años. Ya os iré hablando más sobre este tema, solo adelantaros que soy una enamorada del minimalismo.

2. Recicla. Dedica una zona en tu hogar para este fin. En ella separa tus residuos de papel, vidrio,envases, pilas y aparatos electrónicos.

3. Cuando compres algo, recuerda, “una cosa entra, otra cosa sale”. Si ya tienes tu inventario de objetos y ropa hecho, y ya tienes solamente lo que necesitas, es la hora de aplicar este truco. Si vas a comprar algo, tienes que dejarle sitio para entrar, de forma que te deshaces de otro artículo. Este truco está basado en la filosofía Zen, que dice que si quieres dejar que nuevas cosas entren en tu vida, primero debes dejar sitio. De esta forma aprendes a valorar las cosas que ya tienes.

4. Estate en silencio todos los días 5 minutos. Es una forma muy valiosa de conocerse a uno mismo, de sentirse. Siéntate, cierra los ojos, y no hagas nada. Solamente estar en silencio. Te sorprenderás de lo beneficioso que es y de la claridad que te aporta.

5. Agradece estar vivo. Tienes que recordarte diariamente la suerte que tienes de estar vivo, y de tener la oportunidad de poder ayudar a construir un mundo mejor. Muchas personas no sienten esa suerte, y si es tu caso, agradécelo aunque no te lo creas. Date tiempo.

6. Reduce los plásticos de tu vida. Hay muchas maneras de reducir los plásticos. Puedes empezar por comprar la fruta sin envoltorios plásticos o por cambiar tus bolsas de la basura de plástico por opciones biodegradables.

7. Dite todos los días “me quiero”. Si quieres estar bien por fuera y que el mundo entero cambie. Primero tienes que cambiar tu por dentro. Y repetirse esta frase a diario hace que te quieras un poquito más cada día.

8. Da servicio a tu comunidad. No hay nada mejor para sentirse bien que ayudar a los demás, así que ayuda en lo que sepas y en la medida que puedas a la gente que te rodea. Yo estoy haciendo este blog con ese fin porque disfruto escribiendo, pero a ti se te puede dar bien por ejemplo cocinar, bailar, pintar…siempre hay algo que puedas aportar al mundo. Eso si, lo que hagas, hazlo desinteresadamente, sin buscar nada a cambio.

9. Si alguien te da algo, agradéceselo. Es muy importante ser agradecido. Si alguien te regala algo o te dice lo bueno que eres o lo que le gusta lo que estás haciendo, agradéceselo.

10. Desconecta la tele un día a la semana. Pasamos demasiadas horas frente al televisor. Nos llegan noticias e información que muchas veces son negativistas y que incluso no son ni un fiel reflejo de la realidad. Te invito a que disminuyas su uso gradualmente, y que un día a la semana no la utilices. Tendrás más tiempo para dedicarlo en ti.

11. Da paseos por la naturaleza. Que os voy a decir…la naturaleza es vida, es paz, es reencontrarse con uno mismo, es el motor de nuestras vidas. Todos los días sería lo recomendable, aunque si no tienes mucho tiempo libre, vete por lo menos un día a la semana a una zona de naturaleza y date un paseo.

12. Cuando vayas al medio natural, tráete tus residuos y tíralos a la basura. Te aconsejo que lleves una bolsa biodegradable, o bolsas de papel siempre contigo cuando vayas al campo.

13. Utiliza tuppers de cristal o acero inoxidable. Vete invirtiendo poco a poco en estos objetos, de forma que poco a poco haya menos plásticos en contacto con tus alimentos.

14. Usa bolsas de tela para hacer tus compras. Ya hay muchos sitios en los que se están prohibiendo las bolsas de plástico, y están sustituyéndolas por opciones biodegradables. Aunque todavía hay muchos otros sitios en los que no es así. Así que es muy aconsejable que te lleves una bolsa de tela siempre contigo para este fin.

15. Haz tus compras de comestibles en comercios locales. Comprar en comercios pequeños hace que compres solamente lo que necesitas. En las grandes superficies está todo diseñado para que compres “a lo grande”, muchas veces terminas llevándote artículos que no necesitas.

16. Celebra tus pequeñas victorias. Si consigues algún objetivo, acostúmbrate a celebrarlo. Aunque sea una pequeña celebración, entusiasmate con lo que haces.

17. Ten tu hogar ordenado y limpio. Esto es importante energéticamente hablando. Si tienes todo desordenado, hay energía negativa que se acumula en el hogar. El hogar está para el descanso y para cargarte de energía positiva.

18. Cuando compres pregúntate, ¿realmente lo necesito? Con esta pregunta eliminarás las compras compulsivas de tu vida, dándote cuenta de lo que realmente es necesario en tu vida, tomarás el control de tus gastos.

19. Si eres mujer, usa opciones para la menstruación más respetuosas, como las compresas reutilizables o la copa menstrual.

20. Reduce tu consumo de carne y lácteos. Para producirse necesitan de muchos recursos naturales hasta que llegan a tu plato. Así que si los consumes, que sea esporádicamente y de la mejor calidad. Debes saber que no son necesarios para el ser humano, y que hay muchas opciones para su sustitución y más respetuosas con el medio natural.

21. Opta por productos orgánicos. Producto sin químicos, es sinónimo de salud.

22. Alquilar o comprar de segunda mano. Así se aprovechan los recursos que ya existen.

23. Haz todos los días algo con lo que disfrutes. Sino ¿para qué estamos en este mundo?

24. Opta por más alimentos de temporada y de cercanía. Así reduces transportes, reduces contaminantes, los alimentos tendrán mejores propiedades, y además saben mejor y son más baratos.

25. Haz lista de la compra antes de ir a comprar y cíñete a ella. Esto es una medida clave, para no derrochar recursos, ahorrar dinero y cuidar mejor de tu salud.

26. Desconecta el stand-by de tus aparatos electrónicos. Parece que puede ser mínimo el ahorro de recursos y dinero, pero todo suma, y a final de año son unos 50€ más que tendrás en tu bolsillo.

27. Escucha atentamente a alguien un día a la semana. Sin juicios. Cuando escuchas, solamente tienes que hacer eso, escuchar. Esto que suena fácil, puede llegar a ser bastante complicado para cualquiera de nosotros. Y es que estamos educados para la búsqueda del error, y posteriormente emitir un juicio. Aunque esto puede ser de otra manera. Debes de estar atento a tus pensamientos acerca de lo que te dice la otra persona, y ser capaz de evitar el emitir un juicio o pretender darle un consejo o solucionarle la vida. Ya nos cuenta solucionar la nuestra, como para pensar que podemos solucionar la del vecino.

28. Come conscientemente, pensando en lo que estás haciendo. El ajetreo diario, hace que comamos deprisa y más de la cuenta, sintiéndonos pesados después de comer, en vez de enérgicos que es lo que se busca al ingerir alimentos. Así que un buen truco para estar más relajado y que las digestiones te sienten mejor, es comer conscientemente. Es decir, pensar en lo que estás haciendo en ese momento, en lo que te estás llevando a la boca, en su sabor, en su textura, en su olor. Placer en estado puro.

29. Come cuando realmente tengas hambre. ¿Comes cuando tienes hambre, o porque es la hora de comer? Estamos perdiendo un sentido importante, que es lo que a nuestros ancestros les movía a trabajar. Y no es otra cosa que la necesidad de comer, el sentido de la necesidad de ingerir un alimento. Si comes cuando realmente tienes hambre, te conocerás mucho mejor, no necesitarás comer tan a menudo y te sentirás más poderoso.

30. Da gracias por los alimentos que comes. Esta costumbre milenaria se está perdiendo, y mucha culpa la tiene el fast food. Dar gracias a los alimentos que comes, es dar las gracias a la naturaleza por permitir, con su inmenso poder y sabiduría, que puedas seguir disfrutando de tu día a día, gracias a los alimentos que te ofrece.

31. Una vez a la semana, sal de tu zona de confort. Nos cuenta mucho hacer cosas que no nos gustan, que nos incomodan. Pero esto es lo que realmente nos hace evolucionar como personas. Busca un reto para ti, y por lo menos una vez a la semana, inténtalo. Aunque salga mal o pases vergüenza, poco a poco tu zona de confort irá aumentando. Empieza por algo pequeñito, y ya me cuentas.

32. Sube a tu casa por las escaleras. Ahorras recursos y haces ejercicio al mismo tiempo.¿ Quién da más?

33. Reduce tus residuos. Pregúntate si lo que estás tirando es realmente un residuo. Hay muchos “restos” de alimentos que tiramos a la basura, que no nos cuestionamos si podemos usarlos para otra comida, y que en la mayoría de las ocasiones se pueden reaprovechar.

34. Compra menos productos ultraprocesados. Son malos para la salud física, malos para la salud mental, malos para el medio ambiente. y hay tantos otros alimentos que los pueden sustituir que mi consejo es que los elimines hoy mismo de tu casa.

35. Come los alimentos lo más cerca de su estado natural posible. Es decir, lo más cerca de la vida. Si te comes una zanahoria por ejemplo, que fue recolectada hace un mes, la cocinas a alta temperatura en un guiso, congelas ese guiso, lo descongelas y te lo comes, esto es un ejemplo de un alimento muy lejos de su estado natural. En cambio si te comes una manzana, recogida el día anterior, está muy cerca de su estado natural. Tendrá todos los nutrientes sin alterar, lo cuales llegarás directamente a tu cuerpo con todos los beneficios que eso conlleva.

36. El agua fría que corre hasta que llega la caliente, no dejes que se escape, almacénala para otro uso. Utiliza cubos, y tenlos a mano para esto. este agua puede servir para regar las plantas, para lavar, para tirar por el inodoro…

37. Toma decisiones pensando en si lo que haces es bueno para ti, y bueno para el medio ambiente. Por ejemplo no es lo mismo comprarse una camiseta que está hecha por un niño en Bangladesh, que otra camiseta hecha con algodón biológico en una empresa cerca de tu casa. Cuestiona lo que está en tus manos cambiar.

38. Usa una botella de cristal para llevar tu agua.

39. Usa pañuelos de tela. Los pañuelos de toda la vida. te aconsejo que sean de algodón biológico, porque las mucosas son una puerta de entrada a micropartículas tóxicas.

40. Lee un poquito todos los días. Y con leer me refiero a formarse. Porque la novela está muy bien como entretenimiento, pero en este caso me refiero a formación. Aprende sobre diferentes temáticas, economía, salud, desarrollo personal…formarte como persona, para tener tú el control de tu vida.

41. Elige la información que te llega. En los medios de comunicación populares no elegimos la información que nos llega. Siempre hay desastres, desgracias, historias tristes. Todo ello nos genera un estado de miedo permanente. Por tanto te sugiero que busques otro tipo de información, la cuál verdaderamente quieres que te llegue. Información sobre temas interesantes para tu bienestar.

42. Opta por medios de transporte más ecológicos (autobús, bicicleta) y en la medida de lo posible ve caminando.

43. Una pieza de fruta siempre es un buen regalo. Acostumbramos a regalar dulces cuando estamos agradecidos por alguna persona, o en fiestas, cumpleaños. El azúcar es un veneno socialmente aceptado. Si quieres tomar medidas, opta por regalar fruta fresca. Es mucho más sano, y todo el mundo puede comer fruta.

44. Reduce los químicos de tu vida. Con esto me refiero a pesticidas de los alimentos, sustancias de limpieza, ropa con colorantes químicos. Estas sustancias químicas generan muchos tóxicos que se acumulan en tu cuerpo. A la larga generan muchas enfermedades y alergias.

45. El agua para beber, mejor del grifo y filtrada. El agua embotellada en plástico contiene micropartículas tóxicas. Y el agua del grifo contiene químicos para garantizar su salubridad. Hay muchos sistemas para la filtración de agua. Yo en particular uso carbón vegetal especial para purificar el agua…

46. Si encuentras vidrios en algún bosque, recógelos. Lleva siempre contigo una bolsa reutilizable. recoge estos vidrios que podrían causar un incendio. Harás un favor a los bosques y la fauna y flora que en ellos habitan.

47. Si vas de picnic, utiliza platos, vasos y cubiertos reutilizables. Hoy en día hay múltiples opciones como la fibra de bambú, que sustituyen los utensilios de camping de plástico.

48. Todos los días realiza una actividad de la vida cotidiana, sin distracciones. Pensando en lo que estás haciendo. Estamos siempre pensando en el futuro y en el pasado. Pero no solemos estar en el ahora. Concentrarse en la actividad que estás realizando es muy bueno para relajarse.

49. Retrasa la hora en la que miras tus redes sociales por la mañana. Las primeras horas de la mañana, son las más productivas y en las que más conectados estamos con nosotros mismos. Aprovecha a planificar tu día en base a lo que tu quieres hacer. Si atiendes a las redes sociales primero, organizarás el día en base a lo que otros quieren que hagas.

50. Desconecta los aparatos electrónicos una hora antes de irte a la cama. El ritual de irse a la cama es fundamental para tener un descanso correcto. un buen truco es apagar los aparatos electrónicos. de esta manera bajarás tu atención y te puedes concentrar en actividades más tranquilas y relajantes, como darte un baño, leer, meditar, darte un automasaje.

Esto son 50 trucos para cuidar el planeta que he preparado con mucho cariño para ti. Y tu ¿tienes algún truco para ayudar al cuidado del planeta que quieras compartir? Déjame un comentario abajo, estaré encantada de leerlo.

Si te ha gustado el post, compártelo en tus redes sociales si crees que le puede resultar útil a otras mujeres. Te lo agradezco de corazón.

Si quieres pasar a la acción y comenzar tu camino de salud natural femenina con mi apoyo directo, mándame un email exponiéndome tu caso. Me apasiona ayudar a mujeres a conseguir objetivos saludables.

¿Te has quedado con ganas de más? Suscríbete a la comunidad de semillas con amor si quieres más contenido. Nos vemos dentro.

Un abrazo,

Lore.

Photo by rawpixel on Unsplash

Categorías: Naturaleza

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies