Comienza a ser una mujer salvaje

Publicado por Lorena en

Courmayeur Mont Blanc

¿Te sientes atrapada? ¿Actúas con un papel de mujer que no termina de encajarte? ¿Te comportas como un autómata? Si sientes que ser mujer es algo más que luchar contra horarios interminables, poco tiempo para ti y dolores menstruales, es que quizá haya llegado el momento de que te sueltes la melena! Comienza a ser una mujer salvaje!

Para mi, mujer salvaje significa vivir de una forma más natural, conforme a las leyes y ritmos de la naturaleza. Las mujeres estamos profundamente conectadas con la madre tierra, con la energía del universo. Y si dejamos de sentir esa conexión, es cuando llegan los problemas en forma de ansiedad, estrés, dolores…Si quieres disminuir estos síntomas, y comenzar con el cambio hacia una forma de vida más natural, sigue leyendo.

¿Por qué no te sientes una mujer salvaje?

En el mundo en el que vivimos, lo que nos ocurre es que hemos dejado de mirar hacia dentro, y hemos puesto el foco en el exterior. No cultivamos esa conexión con nuestra energía interior, con nuestra esencia femenina. Por así decirlo, la mujer salvaje no estuvo de moda en los últimos tiempos. Pero ya es hora de cambiar esto.

En esta sociedad occidental se ha establecido una especie de «decálogo de la buena mujer«. Todas debemos de aspirar a conseguir lo que se supone que tenemos que conseguir como mujeres. Si no actúas en base a esos criterios, no solo es que la sociedad te juzga, si no que además tu misma te haces sentir fatal por ello. ¿No es cierto?

Hoy vengo a decirte ¡¡despierta!! Las mujeres no funcionamos así, las mujeres somos salvajes. Cada mujer es única y maravillosa, como todo lo natural. Y como todo lo salvaje, somos intuitivas, creadoras, sabias y viscerales.

Te escribo estas palabras por qué yo estuve en ese lugar oscuro y alejado de la esencia femenina. ¿Sabes? Yo siempre fui una mujer de ciencias. La biología, la ecología, la botánica siempre me fascinaron. Siempre fui muy crítica con todo aquello que no podía ver ni explicar mediante la ciencia, como es el caso de la espiritualidad. Este hecho, unido a la vida ajetreada que llevaba, me hicieron separarme completamente de mi esencia femenina, de la energía de la madre tierra.

Comencé a ponerme capas y capas encima, una coraza bien fuerte para que no me pudieran hacer daño. Una máscara con la que fui automatizando mi vida, tomando por verdad ese «decálogo de la buena mujer». Cuando en realidad lo que estaba haciendo era alimentar más mi caída hacia un profundo hoyo.

Lo que no se aprende por discernimiento se aprende por sufrimiento.

Carl Gustav Jung

De puertas para afuera, era una mujer que lo tenía todo, una vida basada en el maldito decálogo. Y como era inevitable, llegó un día en el que toque fondo. Por suerte, siempre he sido una mujer de acción, así que cuando me di cuenta de lo que me estaba pasando, decidí pedir ayuda. Si tu estás en una situación parecida, te ruego que también busques ayuda. O mándame un email si te puedo ayudar en algo a contacto@lasemillaconamor.com.

Sé que eres fuerte, ¡comienza a ser una mujer salvaje!

Si ya tienes claro que tienes que hacer algo con tu vida si no quieres acabar como yo, o si ya has tomado la decisión de salir de ese profundo hoyo, agárrate fuerte a lo que te voy a contar para salir catapultada hacia arriba.

En mi caso, necesité terapia y muchas horas de autoconocimiento (esto último sigo practicándolo). Así comencé a digerir poquito a poco todo esto que me había pasado. Comencé a sentir mi feminidad salvaje.

Es por eso que me di cuenta de que en el mundo muchas otras mujeres valientes están deseando tomar las riendas de su vida y dar el paso hacia una vida más natural. Hoy te voy a compartir unos TIPS para que si tu eres una de ellas, te pongas manos a la obra. Aplicaos desde hoy mismo en tu vida y comienza a ser una mujer salvaje!

  • Trabaja tu creatividad: dedícale un tiempo todos los días a tu faceta más creativa. Aquí entra todo lo que se te pase por la cabeza: poesía, escritura, pintura, jardinería, costura….Esto es el primer paso para reconocer tu esencia femenina de creación.
  • Agradece tu menstruación: la menstruación es un acto de limpieza y purificación del cuerpo femenino. Para que nuestra energía cíclica se manifieste, tiene que pasar por el periodo de limpieza. Dedícate más tiempo para ti los días en los que tengas la regla, es cuando más cerca vas a notar esa feminidad salvaje.
  • Conoce tu sexualidad: el acto sexual es otra manera magnífica de conocer tu esencia natural. Hay momentos en los que desprenderás erotismo por los cuatros costados, y momentos en los que simplemente no te apetece ni quitarte los calcetines. Tienes que escuchar tu cuerpo, y permitirte decidir cuándo, cómo y con quien quieres disfrutar de el. Tu cuerpo es tuyo y de nadie más.
  • Entiende tus fluctuaciones de energía: hay días en los que estás llena de energía y otros en los que no lo estás tanto ¿verdad? Esto es así por los ritmos cíclicos de tu cuerpo femenino. Concédete el derecho a ir más despacio cuando así lo precises. Y cuando tengas energía, dalo todo y ruge como una leona.
  • Trabaja en tu espiritualidad: por último, y no por ello menos importante, te recomiendo que dediques tiempo para trabajar tu espiritualidad. La conexión con tu esencia femenina siempre está ahí, aunque si tu foco está en el exterior como te decía al principio de este post, es fácil que no sientas esa conexión íntima. Meditación, Yoga, Taichí, Chi Kung son algunos ejemplos de formas de trabajar la espiritualidad. Escoge con la que mejor te sientas, o más fácilmente encaje en tu vida.
  • Toma contacto con la naturaleza: este es el paso más indispensable de todos para transformarte en una mujer salvaje. Por lo menos así lo fue para mi en el proceso de autoconocimiento. Da paseos por la montaña, por la vera de un río, o cerca del mar. Así sentirás más fácilmente tu esencia femenina natural.

Me gustaría que cada día más mujeres fuertes como tu, despierten y transformen su vida en una vida más femenina y más salvaje. ¿Me ayudas a conseguirlo? Comparte este post con tus amigas, con tus familiares, en tus redes sociales, expande mi mensaje para que llegue a todas esas mujeres que se encuentran perdidas. Te lo agradezco de corazón.

Si quieres pasar a la acción y comenzar tu camino de salud natural femenina con mi apoyo directo, mándame un email exponiéndome tu caso. Me apasiona ayudar a mujeres a conseguir objetivos saludables.

Espero que te haya gustado este post, si es así házmelo saber en los comentarios de abajo, estaré encantada de leerlo.

¿Te has quedado con ganas de más? Suscríbete a la comunidad de semillas con amor si quieres más contenido natural. Nos vemos dentro.

Un abrazo,

Lore.

Fotografía de Ignacio F.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies