La Confianza

Publicado por Lorena en

Bueno bueno bueno….hoy toca temazo. La confianza. Es un tema muy interesante, del que seguramente te hablaré en futuras ocasiones, ya que es bastante complejo. Será por eso que me atrae tanto esta palabra.

¿Te consideras una mujer que confía?¿Confías en la vida?¿Confías en las personas? ¿No mucho verdad? Ya me parecía a mi que no…Aunque si te pasa como me pasaba a mi, que no sabía a ciencia cierta ni lo que era la confianza…cómo vas a depositarla en nada ¿no?

Así que hoy he querido hablar del tema, para poner un poco de luz, y que no te vayas sin aprender algo más sobre ti y tu confianza. Si te interesa salir un poquito más feliz después de haber visitado mi blog, sigue leyendo.

Voy a empezar con la definición de confianza, que ella solita empieza a complicarnos las cosas. Por un lado, la RAE (Real Academia Española de la lengua) nos dice que la confianza es la esperanza firme que se tiene de alguien o de algo. Y por otro, nos dice que es la seguridad que alguien tiene de si mismo. Y desde mi humilde punto de vista, esto son dos acepciones completamente diferentes que iré desgranándote ahora mismo.

El poder de la palabra es mágico, transforma nuestra realidad. Por eso hay que usarla correctamente. Y por eso «pensar antes que hablar» es una de mis máximas.

Primera acepción

La primera acepción de la confianza es la esperanza firme en algo externo a nosotros. Y yo me pregunto ¿es posible? ¿es posible tener una esperanza firme en algo externo a nosotros? Y no solo eso, ¿es sano?

Claro que es posible. Yo este estado de ánimo optimista lo comprendo mejor si lo denomino «tener fe». Es poner una confianza ciega en un factor externo a nosotros, en algo que escapa por tanto de nuestro control. Nosotros solo podemos controlar nuestras acciones, nuestras emociones y nuestra mente (y en el caso de que sepamos como hacerlo).

Desde mi punto de vista, hacer cualquier cosa teniendo fe ciega, no es sano. ¿Por qué digo esto? Por qué los factores externos son cambiantes. Si basas tu vida en algo externo incontrolable, es inevitable que con el tiempo ese algo cambie y haga que se desestabilice tu vida. Además, como ese algo es externo a ti, y por lo tanto se escapa de tu control, no vas a poder hacer nada para poder cambiarlo. Y aquí es cuando aparece la famosa ansiedad. Y hablo desde la experiencia. Hace unos años me colgué la medalla de «mujer ansiosa que quiere cambiar el mundo». Y créeme, no es posible.

Indagando en como librarme de la dichosa ansiedad, me topé con la palabra aceptación (que no resignación). Y pienso que este término para referirse a factores externos que te suceden es mucho más acertado. Su significado es muy diferente a confianza. Aceptación es considerar que esos sucesos externos que ocurren son como son y que así está bien que sea. De esta manera, aceptas que no puedes cambiar las cosas, pero si que puedes cambiar tu reacción frente a las mismas. ¡¡Sublime!!

Segunda acepción

Y con esto llegamos a la segunda acepción de confianza, que es la seguridad que uno tiene de si mismo. ¿Ves por qué te decía que son dos significados completamente diferentes? Tu sí que puedes estar segura de ti misma, porque tus reacciones son plenamente controlables. Tu tienes la capacidad SIEMPRE de reaccionar de una manera u otra ante las circunstancias de tu vida.

Lo que sucede es que muchas personas, no se conocen lo suficiente como para tomar las decisiones correctas en el momento correcto. Sigue leyendo que más adelante te cuento cómo comenzar a hacerlo.

Quiero que te quede claro una cosa, todos los días tomas cientos de decisiones. Desde la cantidad de leche que le pones a tu café, hasta el transporte que coges para ir a tu trabajo. Todo tu día son una decisión sumada a otra, y a otra, y a otra. Y esas decisiones las tomas porque algo de confianza en ti tienes ¿no es cierto? Sino, te quedarías bloqueada ante cualquier nueva decisión que tuvieras que tomar.

«Confías en ti, aunque no tienes el autoconocimiento necesario para tomar las decisiones más efectivas»

Lorena

Entonces, ¿por qué tienes la sensación de que nunca tomas la decisión correcta? Porque te falta autoconocimiento. Es decir, no sabes si las decisiones que tomas están movidas por tu intuición, por tu mente, por tu corazón o son el resultado de patrones mentales basados en creencias limitantes. Y la sensación que esto produce es de falta de control.

En resumen…

La confianza, desde mi punto de vista, no es algo que debas depositar en sucesos externos a ti si quieres tener una vida balanceada. La confianza solo es real si es hacia ti misma, porque es en lo único en lo que verdaderamente puedes conocer. Por otro lado, si depositas tu fe ciega en algo externo, tienes que trabajar la aceptación hacia los sucesos que vengan como resultado.

Así que mi recomendación es que si quieres sentir que tus decisiones son realmente tomadas por ti, te sugiero que inviertas más tiempo en autoconocimiento. Sentirás que tus decisiones son más conscintes y te sentirás más feliz.

Y con esto me despido por hoy. Espero que te haya parecido interesante el contenido de hoy. Si quieres que desarrolle más posts con esta temática, déjame un comentario abajo. O cuéntame qué te ha parecido.

¿Me ayudas a llegar mi mensaje a más mujeres confiadillas? Compártelo con quien tu quieras, te lo agradezco de corazón.

Si quieres pasar a la acción y comenzar tu camino de salud natural femenina con mi apoyo directo, mándame un email exponiéndome tu caso. Me apasiona ayudar a mujeres a conseguir objetivos saludables.

¿Te has quedado con ganas de más? Suscríbete a la comunidad de semillas con amor si quieres más contenido natural. Nos vemos dentro.

¡Un abrazo semilla!

Lore.

Fotografía de Michael Shannon en Unsplash

Categorías: Consciencia

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies