La solución a esta pandemia no es lo que piensas

Publicado por Lorena en

Fotografía de Pille-Riin Priske en Unsplash

La solución a esta pandemia no es lo que piensas. Y te añadiría más. La solución no está en lo que te cuentan. Y aun así, existe una solución, que tampoco es lo que yo pienso. ¡Esto se pone interesante!

Sí, estarás pensando: “esto que me cuentas no tiene ninguna lógica”. Pero confía en mi, que a medida que vayas leyendo todo cobrará sentido.

La pandemia nos rodea.

Vamos a analizar lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. Millones de personas estamos afrontando una de las mayores crisis a nivel global de todos los tiempos.

Expertos de todo el mundo, intentan contener el avance de esta enfermedad. Hay voces que dicen que se deberían de tomar unas medidas, otras voces defienden tomar otras medidas totalmente opuestas. Una masa de población vitorea las decisiones que toman unos. Otra masa de población abuchea la misma decisión. Y mientras tanto, la pandemia se expande.

Pensamos, analizamos, calculamos, etc. Pero el mal continúa avanzando. ¡Ha dado la vuelta al mundo! Parece imparable.

¿Por qué digo que la solución a esta pandemia no es lo que piensas?

Sin embargo, tú has meditado sobre el tema. Y seguro que piensas que existe una solución. Es más, tienes claro que hay una solución. Tienes claro que hay una forma correcta de actuar que es la que nos va a sacar de esta, la cual defiendes a capa y espada como verdadera.  Y es que claro…¡lo que tu piensas es lógico!

Pues yo he venido hoy a decirte que, en realidad, la solución a esta pandemia no es lo que piensas. Ni tú, ni nadie.

¿Dónde está la solución entonces? Porque tiene que haber una solución rápida.

Vivimos en una era en la que todo está organizado por la lógica y la rapidez. Estos valores se anteponen a otros tan importantes como el amor, el compromiso o el cuidado.

Sin embargo, ni la vida ni la salud entienden de lógica ni rapidez. Más bien se sustentan en procesos lentos y experienciales.

El resultado por tanto de no poner los valores de amor, compromiso y cuidado en primera línea para abordar nuestra vida, termina ocasionando la perdida de salud. Y de la propia vida en última instancia.

Esta pandemia, solo refleja el problema profundo que vive el ser humano a nivel mundial de desconexión con su propia salud y su propia vida.

Somos seres cada vez más sensibles a cualquier patógeno. Proliferan enfermedades de todo tipo, incluso enfermedades autoinmunes. ¿Cómo puede ser que el cuerpo se ataque a si mismo? ¡No es lógico!

Es evidente que no es lógico. Y por tanto, para un problema que no es lógico, no va a haber una solución lógica. ¿No crees?

Un problema que no es lógico, ¿qué solución tiene por tanto?

Cada uno de nosotros, cada ser humano, es un ser sintiente. Estamos necesitados de amor, cariño y cuidado, a la vez que libertad, por partes iguales.

Sin embargo, vivimos desconectados de nuestras emociones y de nuestros sentimientos. Vivimos desconectados de nuestra esencia. Vivimos desconectados de nuestra propia salud natural.

Y nuestra forma de vida actual no hace más que alejarnos de nosotras mismas. No hace más que robarnos nuestro tiempo para que no sintamos nuestro interior, que es donde reside nuestra propia fuerza.

Llevo viendo durante años, cómo la falta de tiempo hace que nuestra salud como individuos y como sociedad se haya visto mermada. Hasta el punto de que se han normalizado síntomas como el estrés, la ansiedad, la depresión, el estreñimiento o el dolor de estómago. O el hecho de que, en España, se suiciden 2 personas cada hora no aparezca en primera plana de las noticias.

Veo que llevamos sufriendo una pandemia desde que tengo capacidad de raciocinio. Y esa pandemia es la desconexión con nosotras mismas. Esto ha hecho que nuestra salud se vuelva frágil, quebradiza. Hace que nuestras defensas estén continuamente bajas, y que cualquier patógeno, penetre hasta nuestro interior poniendo en riesgo nuestra vida.

Por eso, la solución a esta pandemia no es lo que tu piensas. Ni lo que piensa nadie. La solución a esta pandemia está en lo que tu sientes, en tus emociones.

¿Por qué la solución a esta pandemia está en tus emociones?

Porque a través de tus emociones, conectas con ti misma, con tu esencia. A través de tus emociones, es el modo de comunicación universal entre todos los humanos. A través de tus emociones estamos todos conectamos a la realidad, a la vida.

A través de las emociones centramos nuestra vida en lo importante, en lo que nos da salud y vitalidad. Encontramos aquello que nos satisface con amor, compromiso, cuidado y libertad a partes iguales. Huimos o transformamos aquello que duele, lo que nos hace sentir tristes, o rabiosas.

La solución a esta pandemia no es lo que piensas, es lo que sientes. Tu, y toda la humanidad.

Promover una vida más lenta en la que se pongan los valores de amor, compromiso, cuidado y libertad en el centro de todas nuestras decisiones, la solución sería más «lógica».

¿No crees? Cuéntame tu opinión.

Si te ha parecido interesante este artículo, compártelo con más mujeres maravillosas para que mi mensaje de la vuelta al mundo. ¡Gracias!

Si quieres pasar a la acción y comenzar tu camino de salud natural femenina con mi apoyo directo, mándame un email exponiéndome tu caso. Me apasiona ayudar a mujeres a conseguir objetivos saludables.

Un fuerte abrazo,

Lore.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies