Mis 6 mejores trucos para no tener dolores menstruales

Publicado por Lorena en

¿Sabías que el 60% de las mujeres a nivel de los países más desarrollados tienen dolores menstruales? Parece lógico que pensemos que «es normal» tener dolores cuando te baja el periodo. Sin embargo, que sea más común, no significa que sea normal.

Por favor, no normalicemos aquello que es común. Por ponerte un ejemplo, hace unos años era común que las galletas incluyeran aceite de palma en sus ingredientes, era lo «normal», pero no era lo bueno ni mucho menos. Lo bueno es que las galletas lleven un buen aceite de oliva ecológico de primera presión en frío. Eso debería ser lo normal, y también lo común.

Volviendo al tema de la menstruación, como te dije, lo común es que la mujer sienta dolor en la menstruación. Tanto en el periodo premenstrual, como en el propio periodo menstrual. Y quiero recalcar, que el dolor es un aviso que nos da el cuerpo de que algo no está funcionando cómo debería. NO ES NORMAL QUE DUELA, pero si que es normal que el cuerpo emita dolor cuando algo no funciona correctamente para que nos enteremos.

Sin embargo, ¿es necesario llegar a sentir dolor para darnos cuenta de que tenemos algún problema?O…¿podemos sentir ciertos avisos previos que hagan que evitemos llegar a sentir el aviso en forma de dolores? La respuesta es la siguiente: podemos sentir avisos sutiles que emite nuestro cuerpo para decirnos que algo no funciona como debería. Sin embargo no es tarea fácil saber que esos avisos van a terminar en dolor menstrual. Es por esto que hoy quiero ser más práctica, y contarte cómo disminuir los factores desencadenantes del dolor menstrual.

Factores desencadenantes de dolor menstrual:

Para hacerte más fácil la tarea de búsqueda, voy a contarte los factores que hacen que el cuerpo enferme en la mujer, sobretodo aquellos que terminarán provocando dolor menstrual.

Los factores más importantes son: poco tiempo para una misma, incorrecta gestión de los pensamientos y emociones, incorrecta alimentación, uso de materiales y productos químicos perjudiciales, y poco ejercicio físico.

Voy a ponerte unos datos para que veas la realidad que vivimos las mujeres:

  • Solo el 10% de las mujeres en edad laboral realizan ejercicio físico regular. Cuando está demostrado, y todas sabemos que el ejercicio físico es fundamental para tener una buena salud.
  • 7 de cada 10 mujeres en edad laboral no dispone de 1 hora para ella misma al día.
  • 1 de cada 2 mujeres mayores de 50 años de edad toman psicofármacos.
  • En 2030 el 55% de las mujeres españolas tendrán sobrepeso, según la Revista Española de Cardiología. Sabemos que un exceso de estrógenos agrava el dolor menstrual, y a más proporción de grasa, más proporción de estrógenos.

Algunos trucos que he aplicado para eliminar esos factores desencadenantes y no tener dolor menstrual

Ya te lo he contado en otras ocasiones, y si no lo sabías te recomiendo que veas este vídeo mío, que años atrás tenía muchos dolores, y vivía mi ciclo menstrual con mucho rechazo.

Voy a contarte algunos de mis trucos que hicieron que desaparecieran esos dolores, para que los pongas en practica y te lo consigas tu también. Aunque se me quedan muchos más en el tintero que te contaré en futuros posts. Vamos con ellos:

  • Cuidado de la alimentación: disminución de la ingesta de carne, pescado, huevos, lácteos, gluten, alcohol e histaminas. En la fase premenstrual, que es en la que se producen esos dolores, hay una gran inflamación de todos los tejidos, y un aumento de la retención de líquidos. Estas pautas alimenticias hacen que tu cuerpo no se inflame, ayudando a la disminución de esos dolores.
    Además he eliminado de los productos procesados. Tengo una norma fácil para esto, todo aquello que contenga en su elaboración más de 5 ingredientes no lo compro. Y procuro comer todos los alimentos lo más crudos posibles, y ecológicos.
  • Eliminación de químicos de mi vida: tanto en la higiene y cuidado personal personal, como en la limpieza del hogar, utilizo productos que no son tóxicos. Por ejemplo, eliminé el uso de compresas convencionales, y las cambié por compresas de algodón. Hay muchas marcas, como por ejemplo Ecofemenina. En su tienda virtual, tienen salvaslips, protegeslips, compresas de día y compresas de noche, y todas ellas fabricadas en algodón 100%. Otro punto importante de las compresas de algodón es que tenemos contacto directo con la regla. Cuando las lavamos, vemos el color, el olor, la textura…y esto son indicativos de si estamos sanas o no lo estamos. De si estamos perdiendo mucho hierro, o de si tenemos algún tipo de afectación. Y esto es muy bueno.
  • Meditación celebrando el periodo. Los días que me viene el periodo, me siento 5 minutos de forma relajada, y pienso en la suerte que es poder limpiar por dentro. El periodo nos ayuda a limpiar nuestro cuerpo de células endometriales que ya no sirven, pero no solo eso. El útero de la mujer es una parte muy emocional de la anatomía femenina. Se acumulan pensamientos y recuerdos que no dejamos ir y albergamos nuestros más profundos miedos e inseguridades. Con la regla, también limpiamos en este sentido. De hecho, esta fase menstrual, es una fase en la es el momento de desprendernos de aquellas cosas que no queremos. Por ejemplo es una fase ideal para hacer una limpieza de armario. Yo he hecho muchas en estas fases, y te sientes especialmente bien.
  • Ejercicio físico regular. Procuro hacer todos los días algo de ejercicio físico. Y si no me apetece algún día, por lo menos salgo a caminar media hora. Es fundamental para mantener mi mente despejada, y mi cuerpo en forma.
  • Dar descanso al cuerpo. Pensamos que porque tengamos cosas que hacer, o hayamos quedado para ir de ruta de montaña, no haya más realidad que esa. Y la verdadera realidad, es que tienes un cuerpo que te sustenta, que tiene unos cuidados y unas necesidades para que funcione de forma óptima y sin problemas. Y uno de esos cuidados, es el descanso. En mi caso, procuro dormir todos los días 8 horas.
  • Limpieza de creencias limitantes a cerca de lo que es ser mujer. Hay muchas frases que tenía grabadas en la cabeza, y que fui dándome cuenta de ellas. Por ejemplo, una frase era «las mujeres tenemos que estar siempre limpias, y no podemos ensuciarnos», porque eso de ensuciarse ¿es de machos no? ¡Pues no! Mi nueva frase es «Yo disfruto corriendo por el monte y llenándome de barro». Otra frase era «las mujeres somos el sexo débil». Yo siempre quise que me vieran fuerte, como una superwoman, no quería mostrar mis debilidades. Sin embargo esos días que tengo el periodo, mi cuerpo necesita reposo. Esto me hacía sentir como esa mujer débil que no quería mostrar. Aprendí a aceptar esta situación. El hecho de que pasemos una parte de nuestro ciclo menstrual con un nivel más bajo de «productividad» de cara a lo que se valora (injustamente) en nuestra sociedad, no te hace débil. Sino más bien todo lo contrario. El descanso es necesario si el cuerpo lo requiere. Además hay que dejar tiempo para nuestra fase más creativa. Ya tendremos tiempo de producir cuando sea el momento. Mi nueva frase es «yo me le doy descanso a mi cuerpo, que es mi sustento».

Estos son algunos de los trucos que he aplicado, y que me han funcionado. Te los recomiendo si quieres comenzar a tomar control sobre tus dolores menstruales. Porque…¿no crees que ya está bien de sufrir? ¿No merece la pena intentarlo? Ánimo, ¡¡Seguro que si!!

Con esto me despido por hoy. Espero que te haya parecido interesante el artículo. Si ha sido así…¿Me ayudas a llevar mi mensaje a más mujeres maravillosas? Compártelo con quien tu quieras, te lo agradezco de corazón.

Si quieres pasar a la acción y comenzar tu camino de salud natural femenina con mi apoyo directo, mándame un email exponiéndome tu caso. Me apasiona ayudar a mujeres a conseguir objetivos saludables.

¿Te has quedado con ganas de más? Suscríbete a la comunidad de semillas con amor si quieres más contenido como este. Nos vemos dentro.

¡Un abrazo semilla!

Lore.

Fotografía de Marcos Heredia en Unsplash


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies