¿Para quien trabajas realmente?

Publicado por Lorena en

Parece una pregunta obvia ¿no es cierto? Pero déjame que te diga, que no lo es tanto. Por lo menos no lo era para mi. Y desde que supe la respuesta correcta, he sentido una gran liberación. Ahora siento el poder para llevar la vida que yo quiero llevar. Si no sientes que tengas el poder de llevar la vida que quieres, sigue leyendo, quiero que descubras para quien trabajas realmente.

Pero antes, quiero contarte algo importante. Quiero contarte lo que para mi significa el dinero. El dinero es una forma de entenderse las personas, es una forma de dar valor a los productos, y que ese valor sea entendible por todos.

El dinero es un lenguaje común. Podría hablarse otro lenguaje diferente para el mismo objetivo, que es el intercambio de bienes. El dinero por tanto no es real, es una invención del ser humano. Te lo explico con un ejemplo. Si yo quiero comprar una manzana, no quiero una pera, quiero una manzana. La manzana es real, el dinero no lo es, es un vehículo para llegar al fin que quieres, ¿no sé si me explico?

Vamos a hacer un juego de palabras para que entiendas mejor a donde quiero llegar. Sustituye la palabra dinero, por tiempo. Para comprar un coche, ¿cuánto tiempo necesitas trabajar para poder permitírtelo? Cuando me hice yo esta misma pregunta, no tenía ni idea de lo que realmente contestar.

Para responder a esta pregunta, tienes que saber cuánto ganas por hora realmente. Esto se calcula restándole a tu nómina los gastos derivados del trabajo, y dividiendo el resultado entre las horas reales que inviertes en el trabajo. Los gastos pueden ser: lo que gastas en combustible, desgaste de coche, indumentaria de trabajo, comidas fuera de casa, etc… El tiempo que inviertes puede ser: tiempo en el que permaneces en tu puesto de trabajo, tiempo de desplazamientos de casa al trabajo, tiempo muerto entre jornada de mañana y jornada de tarde, tiempo extra que dedicas en papeleos, etc… Yo he «caído de culo» literalmente cuando me di cuenta de la realidad. Pero saber esto me dio mucho poder. Muchísimo. Me dio el poder de cambiar la palabra dinero por tiempo. Y ahora sé lo que realmente vale mi tiempo.

Sabiendo esto, ahora vamos a desvelar la cuestión que te planteaba al principio del post. Ganas dinero para pagar tus compras, por tanto ¿para quién trabajas realmente? No pienses que trabajas para tu jefe, o si tienes tu propia empresa, no pienses que trabajas para tu empresa. Trabajas para el banco al cual le debes dinero de tu hipoteca, trabajas para la aerolínea con la que te vas de viaje en vacaciones, trabajas para la empresa de teléfonos a la que le acabas de comprar un nuevo smartphone, trabajas para el dueño de la tienda de comestibles de tu barrio…Trabajas para las empresas a las que les compras los productos que utilizas.

Cuando vaya a comprar cualquier producto, cambia la palabra dinero por tiempo. «Este nuevo smartphone que me voy a comprar vale un mes de mi trabajo». O lo que es lo mismo, «voy a trabajar todo enero para pagarlo». Desde ahí tienes el poder de decidir ¿merece la pena? ¿merece la pena estar 40 horas semanales trabajando durante todo un mes, para poder permitirte este producto? Con esto no te estoy diciendo que no compres cosas, no me malinterpretes. Lo que te estoy es dando el poder de realmente saber si eso que te vas a comprar, en realidad merece tus horas de trabajo o no lo merece.

Poner más consciencia en tus compras, no solo va a hacer que tengas más dinero en tu bolsillo, sino que va a hacer que disfrutes de más tiempo libre. Y una cosa te digo, dinero siempre se puede hacer más, pero el tiempo no vuelve amigo. El tiempo se esfuma.

Me gustaría saber que opinas a cerca de este tema. Déjame un comentario abajo, estaré encantada de leerlo.

Espero que te haya gustado este post, y si ha sido así, compártelo en tus redes sociales o con esa persona a la que crees que le pueda interesar.

Si quieres pasar a la acción y comenzar tu camino de salud natural femenina con mi apoyo directo, mándame un email exponiéndome tu caso. Me apasiona ayudar a mujeres a conseguir objetivos saludables.

Suscríbete para no perderte nada de lo que publico, te haré llegar directamente a tu bandeja de correo todos mis post.

Un abrazo! Lorena.

Photo by Corinne Kutz on Unsplash


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies