Permacultura

Publicado por Lorena en

¿Has oído hablar de esta palabra anteriormente? Si me sigues en redes sociales seguramente que sí, porque mi vida últimamente gira en torno a este concepto.

Pero si no es el caso, hoy quiero abrirte la puerta de este interesante concepto. Para que puedas mejorar tu vida y la de los que te rodean, aplicando en tu vida la permacultura.

¿Te imaginas vivir rodeada de bosque y naturaleza? ¿Te imaginas que todo el mundo tuviera acceso a alimentos de calidad y ecológicos? ¿Te imaginas vivir cerca de personas colaborativas y conscientes? ¿Y todo ello amando y respetando la naturaleza?

Esto no es una utopía, esto es ya una realidad. Es permacultura. ¿Te sumas al carro?

¿Qué significa permacultura?

La palabra permacultura deriva del prefijo perma (permanente) y el sufijo cultura, cultura permanente. Son los saberes permanentes de los humanos sobre su forma de realcionarse con la naturaleza. Aquellos conocimientos que se trasmiten de forma perenne y que lo que buscan es la supervivencia del ser humano y el planeta.

Este concepto surgió en torno a la agroecología. Como una forma de diseño agrícola. Pero con el tiempo, el concepto fue madurando, llegando actualmente a abarcar ámbitos económicos, sociales, educativos, políticos…y en entornos tanto rurales como urbanos.

Pero no solamente es eso. La permacultura es una forma de estar en el mundo. Es una forma de relacionarte contigo, con los que te rodean y con el planeta. Y esa forma de relacionarte, se basa en el funcionamiento de la naturaleza. Es decir, aplicamos la forma de funcionamiento de la naturaleza a las necesidades del ser humano, en una relación ganar-ganar.

Seguramente que sabes que la naturaleza se mantiene ella sola sin necesidad de intervención del ser humano. Cada árbol, cada animal, cada semilla tiene su función, nada sobra, todo se aprovecha.

Además, tiene un funcionamiento circular. Esto significa que cuando se produce algo, esto se usa y cuando ya no se puede usar más, se degrada, para volver a aprovecharse en la producción de otra cosa. Ecología al cuadrado!

Esto me fascina, ya que veo que es una solución a una problemática que veo a diario, el ser humano ha perdido su esencia natural. Ha salido de esta forma cíclica de estar en el mundo, arrasa con todo lo que puede, sin ocuparse ni de sus residuos, ni del planeta, ni de su comunidad, y lo que es peor, ni de si mismo.

Lo importante ahora no es saber por qué ha sucedido todo esto, sino ponerle remedio. Y el remedio que yo siento que es el más valido para mi, es la permacultura.

Principios básicos de permacultura

Descubrir la permacultura ha hecho que mi vida de un giro de 360º. ¿Por qué? Porque para mi en la vida nada tenía un sentido, y ahora lo tiene. La permacultura en si me abrió los ojos a una nueva forma de relacionarme no solo con mi misma, sino con la gente que me rodea y con la madre tierra. Me ha resonado tan adentro, que resulta para mi indispensable llevar a cabo una vida en base a sus principios.

Para entenderlo mejor te voy a explicar los principio sobre los que se sustenta.

Principios éticos:

  • Cuidado de la Tierra: no se trata de solamente extraer los recursos. Todo lo que se extrae hay que devolverlo de una u otra forma. Hay que regenerar capital natural.
  • Cuidado de la gente: cuídate a ti mismo, a tu familia y a tu comunidad.
  • Repartición justa: poner limites al consumo y la producción, y repartir los excedentes.

Principios de vida:

  • Observa e interactúa: observa la naturaleza e interactúa con ella.
  • Captura y guarda energía: Cosecha energía si puedes y guárdala para los momentos en los que falte. Se eficiente energeticamente hablando.
  • Obtén un rendimiento: asegúrate de obtener resultados valiosos.
  • Auto-regulación y retro-alimentación: aquí nos habla de autoconocimiento. Ser abiertos al cambio.
  • Usa servicios y recursos renovables: reduce tu dependencia de recursos escasos o finitos.
  • Deja de producir residuos: reduce tu huella en el planeta.
  • Diseña de los patrones a los detalles: observa los patrones de funcionamiento de la naturaleza y aplícalo en tu vida.
  • Integrar más que segregar: cada pequeña parte de este mundo es necesaria y tiene su función. Se trata de aumentar el nivel de colaboración mutua.
  • Usa soluciones pequeñas y lentas: como todo en la naturaleza, tiene un ritmo lento, pero firme y eficaz.
  • Valora la diversidad: la diversidad genera crecimiento y resiliencia.
  • Valora lo marginal: cosas importantes suceden en los margenes, en los limites. Nos expandemos gracias a interacciones de los mismos en nuestro camino.
  • Responde creativamente al cambio: visualiza las diferentes posibilidades e interactúa de manera positiva.

¿Y ahora qué hago con estos principios?

Al principio esto parece algo complejo. Pero créeme, no lo es. Y no lo es porque la naturaleza en si no es complicada. Todo tiene un sentido y todo resulta fácil. Somos los humanos los que complicamos el escenario.

Lo único que tienes que hacer es aprender a escucharla. Aprender de sus ritmos y de sus interacciones. Ya se que la vida moderna no permite pararse mucho tiempo, pero yo estuve en tu misma situación y lo he conseguido. No pierdas la fe en ti, lo puedes lograr dando pequeños pasitos en la dirección correcta.

En mi caso, al principio estos pasitos fueron en forma de hábitos. Poco a poco fui incluyendo pequeños hábitos más naturales y más respetuosos con el medio ambiente. En mi post de «50 trucos para ayudar a cuidar el planeta» te cuento cómo puedes empezar a trabajar estos principios de permacultura de una forma sencilla. Ya están todos probados por mi y te aseguro que sentirás que muchas piezas de tu vida van encajando.

De esta manera, fui poco a poco acercándome a esa vida que yo quería vivir, y respetando a la madre naturaleza. Aprendiendo a escuchar y querer a la naturaleza, aprendí a escucharme y a quererme.

Ahora me siento con la fuerza de expandir más aun la permacultura en el mundo. Con este blog lo que pretendo es compartir lo que yo aprendo a diario, a todas las personas que se encuentren en el punto en el que yo me encontraba hace un tiempo, en el que sentía que nada de lo que hacemos como especie tiene sentido.

Quiero que sepas que ya hay mucha gente que está haciendo las cosas de una manera diferente, y que yo estoy en ese camino de aprendizaje también. Ya hay comunidades de personas viviendo en torno a el concepto de la permacultura. Es una realidad.

Si todo esto te resuena, déjame un comentario abajo con tu opinión al respecto, estaré encantada de leerlo.

Si te ha gustado el post, compártelo en tus redes sociales si crees que le puede resultar útil a otras personas. Te lo agradezco de corazón.

Si quieres pasar a la acción y comenzar tu camino de salud natural femenina con mi apoyo directo, mándame un email exponiéndome tu caso. Me apasiona ayudar a mujeres a conseguir objetivos saludables.

¿Te has quedado con ganas de más? Suscríbete a la comunidad de semillas con amor si quieres más contenido. Nos vemos dentro.

Un abrazo,

Lore.

Fotografía de Farsai Chaikulngamdee en Unsplash


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies