¿Sientes eso? Es tu cuerpo

Publicado por Lorena en

Soy una enamorada del cuerpo. Del cuerpo con todas sus formas, texturas, colores, por dentro, por fuera. Disfruto tratándolo con amor y con respeto. Mi cuerpo es mi templo, mi casa, mi sustento.

Sé que no hay mejor manera de mimarlo que sintiendo cómo funciona. Porque por mucho conocimiento que se tenga, solo es conocimiento teórico. Sin embargo, ese conocimiento hay que ponerlo en práctica, e ir un poco más allá todavía.

No solo con ponerlo en práctica basta, hay que aprender a sentirlo. ¿Por qué? Para comprobar si lo que estamos poniendo en práctica le funciona o no le funciona a nuestro cuerpo. Y detectarlo antes de que el cuerpo se vea dañado.

La mejor forma de comenzar a sentirlo es moviéndolo. Cuando mueves el cuerpo sientes tus músculos, tus tendones, tus articulaciones, tu corazón…en fín, todo tu cuerpo. Hay muchas formas de moverlo: bailar, saltar, correr, andar, nadar, jugar, trepar…

Sin embargo, puedes estar moviendo tu cuerpo, y no estar sintiéndolo. Digamos que para sentirlo, una forma fácil es moverlo, pero no solo con moverlo nos basta para sentirlo. El cuerpo tiene muchos movimientos automatizados, que no tenemos porque estar conscientes de ellos. Como por ejemplo la respiración.

Si lo que quieres en verdad es mimar tu cuerpo, no te bastará por tanto solo con moverte. Tienes que aprender a moverte de manera consciente. Poniendo toda tu atención a lo que está sucediendo en cada momento.

Te pongo mi ejemplo para que lo veas claro

Llevo toda la vida practicando deporte y moviendo mi cuerpo a diario. Practicando patinaje de velocidad, natación, trekking, caminando…en fin, diferentes ejercicios con los que no he parado de moverme. Además, he estudiado alimentación, entrenamiento deportivo, psicología deportiva, alto rendimiento deportivo. Lo he puesto en práctica tal y cómo dicen los libros. Sin embargo siempre me faltó algo, poner consciencia en lo que estaba haciendo.

Si lo que decía la teoría era que tenía que entrenar 10 km con cambios de ritmo, yo los entrenaba. Aunque estuviera cansada, o con dolores menstruales. Y terminé con cólicos menstruales, y con una condropatía rotuliana.

Si lo que la teoría me decía era que tenía que comer pasta de trigo antes de las competiciones. Comía pasta. Y terminé con una obstrucción intestinal, asma y acné seborreico.

Si lo que la teoría me decía, era que el deportista de larga duración, tiene que aprender a aguantar mentalmente los dolores, así lo hacía. Y esto terminó en ansiedad y con dificultades para relajarme.

Con esto, lo que te quiero decir, es que nunca nunca nunca, escuchaba a mi cuerpo. No escuchaba los gritos que me estaba pegando en forma de digestiones pesadas, cansancio, o dolores de cabeza.

Y esto me llevó al colapso, tanto mental, como físico, y a abandonar la práctica deportiva de alto rendimiento. Aun haciéndolo todo por manual.

Por suerte para mi, el amor por el cuerpo nunca desapareció del todo. Así que lo que hice, fue poco a poco ir cambiando mi forma de pensar, y aprender a escuchar mi cuerpo. Aprender a estar consciente cuando lo muevo, el mayor tiempo posible. Si todavía no tienes mi GUÍA GRATUITA «SIENTE TU CUERPO», descárgatela pinchado aquí.

¿Qué fue lo que hice?

Decidí aprender a comer en base a las sensaciones. Volver a sentir cuando tengo hambre de verdad, y cuando ese hambre es debido a ansiedad. Sentir si un alimento me viene bien, o mal. Si tengo sed o no la tengo.

Decidí aprender a escuchar mis pensamientos, y cuando estos me estaban perjudicando. Porque los pensamos dañinos, se materializan en nuestro cuerpo en forma de enfermedades.

Y decidí trabajar mi físico estando consciente. Hacer ejercicio a mi ritmo y sintiendo lo que el cuerpo me está respondiendo. En un entorno tranquilo como es mi casa. Mi objetivo es estar sana y favorecer que mi cuerpo me permita disfrutar de la vida en plenas condiciones durante muchos años.

Para esta última premisa, decidí hace unos años montar un gimnasio en mi casa, para poder hacer ejercicio. Poner aquellas máquinas y aparatos que de verdad me encanta hacer, con las que disfruto. Y trabajar mi cuerpo de forma consciente, y con mis ritmos.

Así que he hecho un vídeo para mostrárte «mi gimnasio en casa». ¡Aquí lo tienes!

Desde aquí te animo a comenzar a mover tu cuerpo estando consciente. Y también te animo a que pruebes a hacerte un pequeño rinconcito en casa para ello. No tiene porque ser un gran gimnasio. En mi caso es lo que me gusta, pero en el tuyo puede ser algo diferente como un rincón de yoga, una bicicleta de spinning, o una pequeña barra de danza con su espejo. ¡Tu decides!

También quería comentarte, que si no has hecho ejercicio con anterioridad, lo recomendable es que te dejes guiar por un profesional. Busca un profesional del entrenamiento deportivo que se ocupe de tus comienzos, que ponga tu salud por delante del rendimiento deportivo, y del que aprendas un montón. En mi caso, ahora que estoy iniciándome en el trailrunning y quiero preparar una maratón de montaña, me he puesto en manos del proyecto LOBXS. Pásate por su web, Maigua y Verónica son dos entrenadoras como la copa de un pino!! Y con unos valores muy potentes detrás que mueven montañas.

Con esto me despido por hoy. Espero que te haya parecido interesante el artículo y el vídeo. Cuéntame…¿Practicas ejercicio? ¿Tienes ya tu rincón de ejercicio en casa? Déjame un comentario abajo contándomelo.

¿Me ayudas a llevar mi mensaje a más mujeres maravillosas? Compártelo con quien tu quieras, te lo agradezco de corazón.

Si quieres pasar a la acción y comenzar tu camino de salud natural femenina con mi apoyo directo, mándame un email exponiéndome tu caso. Me apasiona ayudar a mujeres a conseguir objetivos saludables.

¿Te has quedado con ganas de más? Suscríbete a la comunidad de semillas con amor si quieres más contenido como este. Nos vemos dentro.

¡Un abrazo semilla!

Lore.

Fotografía de Nine Köpfer en Unsplash


4 comentarios

Esther G. M · mayo 9, 2019 a las 4:47 pm

Hola Lorena,

Pedazo habitación- gimnasio. Yo reconozco que mi constancia va por picos, así que de momento tengo cosas en casa (fitball, bici estática, pesas y cintas) pero necesito de una profesional que me obligue en yoga, una vez o dos por semana. Y sobre todo, para dar el 100%.

Porque por mi sola, a veces sí, otras no, otras me quedo a medio gas…

Lo que sí veo imprescindible es sentir nuestro cuerpo y sus señales, aprender a conocer lo que necesita y hacerlo posible. Salir del sedentarismo y movernos, cuidándonos, sin forzar la máquina perfecta que somos.

Gracias por compartir, un abrazo y salud!

    Lorena · mayo 11, 2019 a las 1:52 pm

    Hola Esther!

    La constancia pienso que viene siempre de la mano de marcarse un objetivo claro. En mi caso, siempre me dio mucha pereza hacer gimnasio, siempre prefiero salir a practicar trekking o a correr. Pero si tengo un objetivo de esos que me hacen ilusión solo con pensar en ello, la pereza desaparece de forma instantánea.

    Por si te sirve de ayuda te expongo uno de mis motivos para practicar yoga: tener un cuerpo flexible para que mi mente se flexibilice gracias a ello y pueda ampliar mi visión mental.

    Por otra parte, si tienes poco tiempo, hay una web que se llama gaia.com. En ella encontrarás cientos de vídeos de yoga, de todos los niveles y tipos de práctica. Tienen aplicación para el smartphone, y puedes tener los vídeos offline!! A mi me resulta útil cuando solo tengo 20-30 minutos libres. Te lo recomiendo 😉

    Gracias por tu comentario, un abrazo!!

Mireia · enero 12, 2020 a las 11:19 am

Muchas gracias por tu articulo. Un cordial saludo.

    Lorena · enero 12, 2020 a las 4:54 pm

    Hola Mireia.
    Para mi es un placer escribir, y si hay alguien al otro lado que me lo agradece, es mágico.
    Un fuerte abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies